Por Juan Carlos Salazar, Director de Aeronáutica Civil de Colombia.

 

El impacto de la caída de la demanda generado por el COVID-19, sumado a las restricciones aéreas y las cuarentenas con restricción de movilidad en Colombia observadas a partir de marzo de 2020, evidenciaron una fuerte caída en las cifras operacionales de movimiento de pasajeros y carga. Lo anterior, cambió dramáticamente la tendencia de crecimiento que se traía en décadas anteriores; la evolución histórica del tráfico y la tendencia de crecimiento sostenido de las últimas décadas, que permitió llegar en el año 2019 a movilizar más de 41,2 millones de pasajeros por los diferentes aeropuertos de Colombia, con crecimientos superiores al 9% se afectó ostensiblemente por la aparición en el mundo del COVID-19.

 

Movimiento de Pasajeros

 

Al realizar un análisis del movimiento de pasajeros mensual de la movilización de pasajeros se observa que el mercado de transporte aéreo de pasajeros movilizó un poco más de 17 millones de pasajeros durante el período diciembre 2019 a diciembre 2020 frente a 44.7 millones de pasajeros movilizados durante el mismo período de noviembre 2018 a noviembre de 2019, representando un decrecimiento de – 61,9% equivalente a una disminución de 27.7 millones de pasajeros.

 

Estas cifras reflejan el impacto de la Emergencia Sanitaria Internacional generada por el COVID-19, que obligó a la Suspensión del desembarque con fines de ingreso o conexión en territorio colombiano, de pasajeros procedentes del exterior, por vía aérea a partir del 23 de marzo 2020, (Decreto 439 del 20 de marzo de 2020), restricción que fue levantada mediante Resolución N° 1769 del 15 de septiembre de 2020.

 

Entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2020, durante más de 100 días de reactivación del transporte aéreo, se movilizaron 4.249.918 pasajeros por vía aérea nacional (3.349.058) e internacional (900.860); en 43.709 operaciones aéreas, más de 106 rutas nacionales y 52 internacionales, con estricta aplicación del Protocolo de Bioseguridad diseñado e implementado por la Aeronáutica Civil, lo cual permitió a miles de ciudadanos movilizarse por vía aérea en condiciones de seguridad y generar confianza como gran articulador de la conectividad e impulsando la economía.

 

Se resalta la consolidación de rutas internacionales como Bogotá–Miami–Bogotá, que ha movilizado más de 38.293 pasajeros; Bogotá–Panamá–Bogotá, que ha movilizado más de 31.699 y Rionegro–Miami–Rionegro, que ha movilizado más de 28.715 desde la reactivación. Del mismo modo se destaca que se ha recuperado la conectividad en rutas regulares con más de 31 destinos en 19 países.

 

A pesar del difícil escenario que ha supuesto para la aviación civil colombiana la emergencia sanitaria que derivó de la pandemia del Covid-19, se han podido materializar importantes logros gracias al trabajo coordinado de actores públicos y privados. Entre ellos, Aeronaútica Civil destaca aquellos que representan avances en cada uno de los objetivos del Plan Estratégico Institucional 2018-2022, el que no se ha detenido, no obstante la emergencia, durante el período noviembre 2019-noviembre de 2020.

 

Logros Institucionales

 

En el ámbito institucional, se concluyó un estudio que busca la consolidación y fortalecimiento de la gobernanza, autonomía y eficiencia, de cara al desarrollo e implementación efectiva de los diferentes roles. Este Plan de Transformación para el Fortalecimiento Institucional, se concreta al disponer de:

 

  • Una Dirección de investigación de accidentes e incidentes independiente
  • Una Secretaría de autoridad aeronáutica
  • Una Secretaría de Servicios de Navegación Aérea
  • Una Secretaría de Servicios Aeroportuarios
  • Una Secretaría Centro de Estudios Aeronáuticos

 

Respecto a la investigación de accidentes, Aerocivil tiene el reto de contar con un centro de investigación de accidentes aéreos a través de la construcción de infraestructura adecuada y un equipo de trabajo eficiente, responsable, acompañado de expertos, lo cual robustece la capacidad de la investigación de los accidentes e incidentes ocurridos en el país.

 

En este orden de ideas, se resaltan los siguientes logros:

 

  • La estructuración de un proyecto para la construcción de la sede para el Centro de Investigaciones de Accidentes Aéreos – CIAA
  • El fortalecimiento y consolidación de la Reformulación de los Proyectos de inversión de la entidad, dando integralidad a las inversiones en infraestructura aeronáutica y aeroportuaria.
  • La autoridad de Aviación Civil de Colombia (Aerocivil) suscribió sendos Acuerdos de Cooperación (MoU), con las autoridades de aviación civil de Aruba, Bolivia y Chile, con el objetivo de promover, desarrollar y fortalecer la Asistencia Técnica, científica y administrativa, la capacitación, acompañamiento e intercambio de conocimientos entre los países sobre la base de un beneficio mutuo y recíproco, en temas de seguridad operacional, promover la cooperación técnica en el campo de la aviación civil para contribuir al mejoramiento de los servicios aeronáuticos, los niveles de seguridad operacional y elevar los estándares de calidad en materia de investigación de accidentes aéreos.
  • Aerocivil ocupó el primer puesto en la evaluación del Índice de Desempeño Institucional (IDI-FURAG), en el sector transporte con un puntaje de 88,9 para la vigencia de 2019 frente a 70,4 del año 2018, contribuyendo a alcanzar la meta del Sector Transporte para el cuatrienio y ocupando el puesto 25 entre 147 entidades públicas nacionales en el país.

 

Entre septiembre y diciembre de 2020, pudimos participar en reuniones en las que presentaron 6 notas de estudio relacionados con los temas de control de seguridad único en tiempos de COVID -19; Reactivación de los Servicios de Transporte Aéreo Internacional y Recuperación de los mercados, conectividad y competitividad, como ejes de los planes estratégicos para enfrentar el COVID-19, entre otros.

  

Conectividad Nacional e Internacional

 

En el ámbito de la conectividad nacional e internacional, de manera continua se reciben, estudian y autorizan solicitudes de las diferentes aerolíneas para operar nuevos trayectos dentro y/o fuera de Colombia.  En 2020, la autoridad aeronáutica ha autorizado 8 nuevas rutas aéreas de pasajeros tanto a nivel nacional como internacional; igualmente tiene solicitud de 29 rutas nacionales y 15 rutas internacionales, fortaleciendo así la competitividad y la economía de Colombia.

 

En materia aerocomercial Internacional -Acuerdos bilaterales-, adicional a los 14 nuevos instrumentos bilaterales y a los 5 acuerdos modernizados de diciembre de 2019, en la XI Versión de la Conferencia de las negociaciones aéreas de la OACI-ICAN, en el mes de marzo de 2020 modernizamos el Memorando de Entendimiento con Curazao. Durante la pandemia mantuvimos la conectividad aún en los momentos más críticos y ya hemos avanzado sustancialmente en la reactivación de las conexiones internacionales y nacionales.

 

Gracias a la implementación del Plan de conectividad esencial para la reactivación del transporte aéreo, el 21 de Julio de 2020, se reinició la operación progresiva de transporte aéreo para vuelos domésticos iniciando con rutas piloto (Fase I), en los aeropuertos de Cúcuta y Bucaramanga, a los que se sumaron los aeropuertos de Rionegro y Pereira. A partir de 1 de septiembre de 2020 se reactivó la operación doméstica en 14 aeropuertos del país estando disponibles para operar 38 rutas ida y regreso, y el 21 de ese mismo mes se amplió a 31 aeropuertos más (Fase II), con 14 rutas adicionales. Adicionalmente, en desarrollo del Plan de conectividad para vuelos internacionales, el 21 de septiembre de 2020, se reactivaron las operaciones en los aeropuertos de Bogotá, Rionegro, Cartagena y Cali.

 

El 1 de noviembre de 2020 se surtió la fase III de Reactivación Intermedia para los vuelos nacionales y la fase II de Reactivación Intermedia para vuelos Internacionales, cumpliendo de esta manera con lo previsto en el Plan de Conectividad esencial para la recuperación del transporte aéreo. Al día de hoy contamos con la apertura de vuelos nacionales e internacionales prácticamente en todos los aeropuertos.

 

No obstante los desafíos operacionales derivados de la pandemia y con el propósito de dotar al país de infraestructura moderna y acorde con el crecimiento de la demanda, actualmente se están interviniendo las diferentes terminales aéreas del país, con proyectos en ejecución y recientemente adjudicados, con una inversión aproximada de $832 mil millones de pesos, siendo ejecutadas obras en diferentes Aeropuertos como el de Leticia, Armenia, Pasto, San Andrés y Providencia, Popayán, entre otros, y en los Aeropuertos de Rionegro, Ipiales y Buenaventura entre otros, inversiones en estudios y diseños.

 

Aerocivil ha garantizado el transporte aéreo en 68 aeropuertos del país, el control de tránsito aéreo y el Servicio de Extinción de incendios (SEI), permitiendo operaciones de carga, el abastecimiento de insumos asociados a la emergencia sanitaria y el traslado de viajeros en vuelos humanitarios, siempre manteniendo niveles de seguridad operacional, de aviación civil y de bioseguridad necesarios, ante las amenazas que la reducción drástica de la actividad pudiera causar. De la misma manera, se adoptaron una serie de medidas para mitigar los efectos económicos generados por la pandemia del COVID-19 en el sector aeronáutico, a través de decretos, resoluciones y circulares. A lo anterior se sumó la implementación de protocolos de bioseguridad para el funcionamiento de los aeropuertos en la activación de vuelos domésticos e internacionales y se impulsó a las entidades del sector a generar acciones y procesos tendientes a la mitigación del riesgo de contagio del virus COVID-19.

 

Asimismo, en 2020 se destinaron recursos por cerca de $ 5.000 millones para brindar asistencia técnica aeronáutica a las Entidades Territoriales propietarias de aeropuertos públicos, como los Municipios de Necoclí, Bahía Solano, Sogamoso, Miraflores, Barbosa e Inírida, para el fortalecimiento de la infraestructura de transporte aéreo. En complemento, se adelantó la formulación de Terminal Aeroportuaria como Proyecto Tipo, con metodología del Departamento Nacional de Planeación, que le permitirá a las Entidades Territoriales acceder a este proyecto cuando requieran la construcción o mejoramiento de sus terminales aeroportuarias.

 

Por otra parte, se ha avanzado en el fortalecimiento del Sistema Nacional del Espacio Aéreo SINEA, buscando incrementar la eficiencia en su capacidad actual, mejorando el desempeño de los sistemas CNS y la automatización para la prestación de los servicios a la Navegación Aérea.

 

Sostenibilidad Ambiental: Una Preocupación Central

 

Como sabemos, el crecimiento dinámico del transporte aéreo se asocia directamente a un aumento en el impacto ambiental y social de la aviación, que pone en riesgo la sostenibilidad del sistema y plantea desafíos en los compromisos de Colombia para enfrentar el calentamiento global, sustentados en medidas de compensación basadas en mercados (MBM), mejoras tecnológicas operacionales y la utilización de energías alternativas para mitigar ese impacto. De ahí la importancia de que cada decisión que se tome en la aviación civil conduzca a un futuro sostenible.

 

La aviación comercial es responsable del 2% de los gases de efecto invernadero generados por la acción humana que se lanzan a la atmósfera y del 3% incluyendo otros gases contaminantes. Se prevé que el número de aviones de pasajeros en 2034 será el doble del que había en 2014, llegando hasta las 35.749 unidades (de las cuales más de 31.000 aún deben ser construidas).

 

La pandemia del Covid-19, no ha detenido nuestra preocupación por hacer que la aviación colombiana sea cada día más respetuosa del medio ambiente y sostenible. Por eso y como parte de la implementación del Plan Estratégico Ambiental, Aerocivil logró identificar fuentes móviles y fijas de emisiones de CO2, como parte del proceso de certificación de carbono otorgada por la ACI. Esta actividad permite identificar las emisiones de CO2 en tierra, iniciando en los aeropuertos de Armenia y Leticia.

 

También se alcanzó la Transición RAC 11 a RAC 216 y se están actualizando los siguientes capítulos: Protocolo medición de ruido, Protocolo medición de aire y Actividades verdes en aeropuertos.

 

En conjunto con el Ministerio de Transporte, se realizó la integración de la implementación de los procedimientos PBN como medida para mitigación de CO2 (optimización de rutas aéreas) para la estrategia NDC – Contribuciones determinadas a nivel nacional. Además, se trabajó en la estructuración del plan de acción de emisiones de CO2. Dicho documento está siendo evaluado para su radicación ante la OACI.

 

En cuanto a biocombustibles, se desarrollaron mesas técnicas y se vincularon actores como Ecopetrol y el Ministerio de Ambiente, para dar inicio a la investigación sobre su uso.

 

Por último, hoy ya estamos realizando la revisión de la actualización de la política ambiental como lineamiento estratégico ambiental y se trabaja en la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental para la modificación de la Licencia Ambiental del Aeropuerto.

 

Editado por Jeff Peet.